Consejos para formular correctamente (II)

Otros errores comunes a la hora de formular son:

Escribir mal el orden de los elementos

Cuando tenemos compuestos binarios (que contienen sólo dos elementos), como norma general se escribirán sus símbolos de tal manera que el más electronegativo se sitúe siempre a la derecha. en el siguiente orden:

  • Si la combinación es de un metal y un no metal (sal binaria), el metal (que actúa con valencia positiva) se escribe siempre a la izquierda y el no metal (que actúa con valencia negativa) a la derecha. Por ejemplo, el cloruro de sodio se formula NaCl, y no ClNa.
  • Si es una combinación de Hidrógeno con otro elemento, éste se coloca a la izquierda si es un metal, y a la derecha si es un no metal. Por ejemplo: HCl (Cl es no metal) y HNa (Na es metal). EXCEPCIONES: NH3, PH3, AsH3, BH3, CH4, SiH4.
  • Si es una combinación de Oxígeno con otro elemento (óxidos, peróxidos, etc.), el oxígeno se coloca siempre a la derecha. Por ejemplo: CaO, H2O. EXCEPCIÓN: OF2 (Flúor es el único elemento más electronegativo que Oxígeno, y le corresponde ir a la derecha)

En los compuestos ternarios y cuaternarios, el orden a la hora de escribir los símbolos de los elementos es:

  • Oxoácidos: primero, el Hidrógeno, luego el no metal (ó Cr ó Mn) y finalmente el Oxígeno. Por ejemplo: H2SO4, HMnO4.
  • Oxisales: primero, el metal, luego el no metal (ó Cr ó Mn) y finalmente el Oxígeno. Por ejemplo: Na2SO4, KMnO4.
  • Sales ácidas: primero, el metal, luego el Hidrógeno, después el no metal (ó Cr ó Mn) y finalmente el Oxígeno. Por ejemplo: KHSO4, NaHCO3.
  • Hidróxidos: primero, el metal, y luego el OH (entre paréntesis si existe más de uno, sin paréntesis en caso contrario). Por ejemplo: NaOH, Al(OH)3.

Utilizar mal las valencias

Es fundamental, ante todo, conocer las diferentes valencias que pueden adoptar los elementos químicos.

Valencias de los elementos más importantes (PDF)

El nombre de un compuesto químico da información precisa acerca de las valencias con las que actúa cada elemento. Por ejemplo, si queremos formular una sal binaria como el fluoruro férrico, hay que pensar lo siguiente:

  • Flúor termina con el sufijo -uro, luego su valencia es negativa. Cada no metal sólo dispone de una valencia negativa, y en el caso del flúor es -1
  • Hierro termina con el sufijo -ico, por lo que de sus dos posibles valencias (+2 y +3) le corresponde la mayor: +3

Además, en las combinaciones binarias, que se formulas intercambiando las valencias de los elementos, no siempre los subíndices de cada elemento coinciden con la valencia del elemento contrario. Por ejemplo, en CaCl2, Cloro tiene valencia 1 (que coincide con el número de átomos de Calcio) y Calcio tiene valencia 2 (que coincide con el número de átomos de Cloro). Sin embargo, en MgO sólo hay un átomo de cada, lo cual no significa que la valencia de cada uno de ellos sea 1 (de hecho, es 2).

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.