Cierre de Megaupload

Quiero desde aquí manifestar mi total desacuerdo en relación al cierre de Megaupload. Parece que su dueño, conocido como Kim Dotcom, está acusado de varios cargos por piratería informática, sobre lo cual no tengo mucho que decir. No sé si es cierto o no; y si es cierto, me parece justo que se le lleve a los tribunales, se le juzgue y se le condene.

También parece que los servidores de Megaupload eran el sitio ideal para que aquellos que querían almacenar algún tipo de contenido ilegal (películas, música, libros, etc.) pudieran hacerlo. Vale, si en Megaupload había contenidos ilegales, me parece justo que los borren.

Sin embargo…

¿Qué culpa tenemos los demás de dichas actividades ilegales? Cuando uno tiene un dominio y quiere almacenar su web en un servidor, el espacio con el que se cuenta suele ser limitado. Dependiendo del presupuesto, puede llegar a ser MUY limitado. Por lo tanto, es una práctica común almacenar archivos en servidores externos tipo Megaupload, FileServe, etc.

Yo he utilizado Megaupload para poner a disposición de todo el mundo exámenes de PAU (que son de dominio público) resueltos por mí, ejercicios, etc. Todos mis archivos eran o directamente creados por mí o totalmente libres de derechos de autor. Y de repente, todo ha desaparecido. Por supuesto, tengo copias de todo, pero existen un problema: si ya han cerrado Megaupload, ¿quién dice que el próximo en «caer» no sea Fileserve, o Rapidshare, o cualquier otro? ¿Me molesto en «bucear» por mi disco duro para recuperar esos archivos y subirlos a otro servidor que puede tardar menos en ser cerrado que lo que tardo en subir todo de nuevo?

Personalmente, dudo de la seguridad de almacenar nuestros datos en la red. La cuestión ya no sólo es proteger tus archivos de hackers, personas malintencionadas, etc., sino que ahora tienes que protegerte de las autoridades, que pueden borrar tus archivos independientemente de que éstos sean o no legales. A las pruebas me remito.

Otra cuestión es ¿quién va a devolver el dinero a los que pagaron suscripción «premium»? Afortunadamente no es mi caso, pero no quiero imaginar la cara con que se debió quedar el jueves pasado quien pagara por un año, o dos, o de por vida, una subscripción el miércoles. No sólo perdió sus archivos, sino también su dinero.

Las formas

Si analizamos la forma en la que se ha cerrado Megaupload, podemos encontrar puntos oscuros. Si me lee un abogado o un jurista, que me lo aclare, por favor. Veamos: se cierra en un abrir y cerrar de ojos, en base a leyes norteamericanas, un sitio web alojado en su totalidad fuera de EEUU y con una gran cantidad de usuarios de todo el mundo. Se impide el acceso a la totalidad de archivos alojados en los servidores, sean ilegales o no. Sin dar un tiempo de plazo para que quien quiera salvaguardar sus archivos pueda hacerlo. Y miedo da que se pongan a analizar archivos: seguro que habrá incautos que tengan gran cantidad de archivos privados de carácter confidencial colgados en Megaupload, y si han podido cerrar un servidor que no es suyo ¿cómo no van a poder analizar TODA la información encerrada en él? El Tío Sam todo lo puede, da igual que seas español, argentino o japonés.

Conclusión

En este caso, desde luego, hemos pagado justos por pecadores.  Ya fue así con el canon digital y ahora con la pérdida de archivos (y en algunos casos, dinero). Y la bola no para de crecer. Quien creyera que la novela 1984 de George Orwell era pura ficción puede echarse a temblar: los tiempos del Gran Hermano se acercan… y desgraciadamente no hablo de ningún programa basura de Telecinco.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.