Las garrafas salvadoras ¿o no?

garrafas

En la película La Jungla de Cristal 3: La Venganza, Bruce Willis y Samuel L. Jackson se enfrentan al siguiente problema: tienen dos garrafas de 3 y 5 galones en una fuente de la que pueden coger agua, y deben desactivar una bomba poniendo sobre el plato de una báscula exactamente 4 galones de agua. «Sea exacto: una onza de más o de menos provocará la detonación», dice la voz que da las instrucciones.

Los protagonistas resuelven el misterio de cómo obtener los 4 galones necesarios, aunque en la película no llegan a explicarlo (¿podrías tú?). Sin embargo, y es lo que voy a demostrar, la bomba debería estallar.

Errores de guión

  1. Error más que evidente: las básculas no miden volumen, sino masa. ¿Y cuál es la masa de 4 galones de agua? ¿Qué densidad tendremos en cuenta: la del agua destilada o la del agua que sale de la fuente?
  2. Si la báscula es tan exacta, las garrafas deberían tener marcas que indicasen el nivel exacto al que debe llegar el agua, ya que no hay dos personas que llenen una botella de la misma manera.
  3. Las garrafas también tiene masa, y parece que los guionistas no lo tuvieron en cuenta.
  4. Los protagonistas dicen que queda menos de un minuto y encuentran la solución unos 10 segundos después. Llenar y vaciar varias veces unas garrafas tan grandes requiere, muy probablemente, un tiempo mayor. Aun así, olvidándonos de este punto…

Echemos cuentas

Cuestión evidente: los 4 galones han de ir en la garrafa de 5, por lo que es ésta la que los protagonistas deben poner sobre la báscula.

Las garrafas tienen capacidades de 3 y 5 galones (suponemos que estadounidenses, claro), que equivalen a 11,356 y 18,927059 litros. Garrafas capaces de contener tales volúmenes de agua deben tener una resistencia considerable, y por lo tanto una masa que no es despreciable. He medido, como referencia, la masa de una garrafa de plástico vacía de 5 litros de capacidad (muy común en España) y la medida es 100 gramos. Una garrafa capaz de contener 5 galones de agua, o sea, 18,927059 litros, debe tener una masa mayor.

El problema de los protagonistas es que tienen un margen de una onza (que habrá que imaginar, ya que estamos tratando con volúmenes, que es una onza líquida, equivalente a 29,5735295625 ml).

Considerando en todo momento la densidad del agua destilada, las masas que debe medir la «exactísima» báscula son:

4 galones de agua -> 15,141647136 litros -> 15,141 kg -> 15141 gramos

Error a cometer: 1 onza -> 29,5735295625 ml -> 29,573 gramos

Es decir, al echar los 4 galones en la garrafa no pueden equivocarse ni 30 gramos, y sin embargo ya sólo la garrafa mide más de 100 gramos -> LA BOMBA DEBE EXPLOTAR

¿Qué pasa si consideramos agua potable en lugar de agua destilada? Necesitaríamos saber su densidad, pero seguro que es un poco mayor que la del agua destilada. El margen de error, en este caso, sería algo más grande, pero no lo suficiente para llegar a los más de 100 gramos de la masa de la garrafa -> LA BOMBA DEBE EXPLOTAR

Por cierto ¿has descubierto ya cómo echar 4 galones de agua en una garrafa de 5? Sin buscar en Internet, claro.

La parodia

Esta escena es muy recordada entre los fans de la saga La Jungla de Cristal. Tanto que incluso Cruz y Raya hicieron su propio sketch, disfrútalo:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.